Logo Cafe Diletto facturacióncontáctanos  FACEBOOKTWITTER
 

Nuestro origenDetrás de cada taza de café que tu tomas, existe un mundo mágico y digno de admiración, el cuál se sitúa en el estado de Chiapas en la reserva ecológica del Triunfo, que es una selva protegida. Aquí empezó el sueño de una familia que reúne ya 3 generaciones de esfuerzos y que migraron a esta región ya que es una de las zonas más privilegiadas de nuestro país para cosechar café, al ubicarse dentro del conocido cinturón del café, estando a la altura del café de Colombia, Brasil y Kenia.

Esta finca cafetalera lleva por nombre “Finca Custepec” y en ella trabajan alrededor de 1000 personas, los cuáles se encargan del primer eslabón de la fascinante cadena del mundo del café.

El primer paso es cultivar la planta del cafeto en unos pequeños viveros llamados almácigos en donde se nutre y potencializa, para que después de un año se lleve a tierra silvestre y después de un par de años ya convertido en árbol de cafeto arábico (la mejor especie del árbol del café) comenzarán a brotar los frutos conocidos como cerezas en los cuáles se encuentran las semillas que posteriormente se convertirán en granos de café.

Estas cerezas son recolectadas (piscadas) y seleccionadas por los peones, para después pasarlas por el conocido beneficio húmedo, en el cuál se separarán las cerezas de primera de las de segunda calidad. Aquí también se despulpará el fruto y se obtendrá la semilla cubierta aún de mucilago (un néctar que protege la semilla) y de pergamino (la cascarita que protege al grano).

A continuación los granos de café son extendidos en patios en lo conocido como beneficio seco en el cuál perderán humedad y se prepararán para finalmente llevarlos a unos tambores de secado donde con fricción y calor quedarán con la humedad y en el estado adecuado de lo que se conoce como “café ORO”.

Aquí termina la parte de la finca y comienza el segundo gran eslabón que es el tostado, el cuál se lleva a cabo en el Estado de México mediante un horno artesanal de tambor, en el cuál se eligen granos del mismo tamaño y forma (planchuela) para obtener un tostado parejo, en este proceso el grano del café pierde humedad, por lo que aumenta su tamaño y cambia su aroma de planta a lo que conocemos como aroma del café. Esta parte del proceso es el sello de cada marca.

Finalmente nuestro café tostado es llevado a cada una de nuestras cafeterías en donde lo muelen al instante para preparar todas nuestras recetas hechas a base de espresso, una infusión exprés del café molido en el cuál encontramos todas las propiedades del grano como antioxidantes naturales.



Copyright © 2012 Café Diletto. Todos los derechos reservados.  | Política de Privacidad